Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de KimJongIl   KimJongIl   04/06/2010 a las 14:19 Valoración: 8
El botón rojo y el hombre que salvó al mundo
Foto: El botón rojo y el hombre que salvó al mundo Os dejo una historia que conocía hace tiempo, pero hace poco volví a recordar al ver que se ha hecho recientemente un documental sobre ella, creo que merece la pena.

El documental, "The red button & the man who saved the world" trata del conocido como "incidente del equinoccio de otoño". El protagonista de esta historia, el Comandante de la base de defensa aeroespacial soviética, el búnker Serpukhov-15, era un muy prometedor Oficial del Ejército Rojo lárgamente condecorado en su corta trayectoria, que después de este incidente fué degradado a un destino inferior y le obligaron a mantener en secreto lo ocurrido. Su propia esposa estuvo 10 años sin saberlo, la paradoja, es que este hombre salvó al mundo un día de otoño de 1983.

El 26 de Septiembre de dicho año, el búnker Serpukhov-15, desde donde se coordinaba toda la defensa aeroespacial del territorio soviético, tenía a su Comandante titular de baja. Ocupando su puesto, estaba el Teniente Coronel Stanislav Yefgrafovich Petrov, que a sus 44 años, esa noche era el responsable de toda la defensa del inmenso espacio aéreo soviético. Como no podía ser de otra forma, esa noche no podía transcurrir tranquilamente.

Poco después de medianoche, el nuevo sistema soviético de alerta temprana "OKO", detectó un lanzamiento de un misil balístico intercontinental estadounidense desde la base militar de Malmstrom, Montana, con dirección a la URSS. El por esa noche Comandante de la inteligencia aérea soviética era un hombre preparado como pocos en el Ejército Rojo, era un profesional muy destacado. Había incluso participado como ingeniero en el desarrollo del sistma "OKO", y lo conocía a la perfección.

Si el Comandante Petrov hubiese seguido las directrices que tenía marcadas, tendría que haber avisado inmediatamente al Estado Mayor del Ejército Rojo, reportando la alarma, y muy posiblemente iniciándose así el famoso protocolo conocido como "destrucción mutua asegurada", consistente en una respuesta nuclear masiva al recibirse la alarma de un ataque nuclear. Pero el Comandante Petrov decidió esperar, sabía que en el contexto de la época (tres semanas antes la Unión Soviética había derribado un avión de pasajeros surcoreano que había penetrado su espacio aéreo, causando 269 muertes civiles, y unos días después, la OTAN había empezado los ejercicios nucleares "Able Archer 83", así como la llegada de los misiles Pershing II a Europa, hizo que el Politburó lo tomase como la respuesta a ese incidente y la preparación de un primer ataque nuclear a gran escala contra los países del Pacto de Varsovia), sólo hacía falta una chispa para empezar una guerra nuclear a escala mundial, y desde luego, un misil intercontinental estadounidense en las pantallas de radar no era una chispa, era el incendio de Londres.

El radar le indicaba a Petrov que tenía 20 minutos hasta el impacto, pero él estaba convencido de que era un fallo del sistema, no era el primero y había serias dudas entre algunos técnicos de la URSS sobre la fiabilidad del sistema "OKO", así que decidió no levantar el teléfono, aún a riesgo de estar contraviniendo los protocolos de actuación o, en el peor de los casos, que el ataque fuese real. Mientras seguía valorando la situación, volvieron a sonar las alarmas de "OKO", cinco misiles intercontinentales más habían sido lanzados desde territorio norteamericano con dirección a la Unión Soviética, pero Petrov decidió no avisar a nadie, salvándonos a todos de un invierno nuclear.

Cuando el incidente pasó, telefoneó al General Yuri Votintsev, jefe de la defensa aérea soviética. El Comandante Petrov fué interrogado, se le prometió una recompensa por su actuación, al concluirse que el culpable de la alama fué una inusual conjunción entre el Sol y la Tierra, y el grado de reflejo de los rayos del Sol con las nubes, que era lo que había confundido al satélite. Pero un comité posterior sentenció que Petrov esa noche había faltado a la disciplina militar, pues su misión era informar a sus superiores y que estos valorasen las alarmas. Con la excusa de una falta administrativa consistente en que el Teniente Coronel Petrov no había anotado esa noche el incidente en el diario de la base, le degradaron y le negaron cualquier recompensa. El incidente fué mantenido en secreto hasta los años 90, puesto que suponía un desprestigio enorme para el nuevo sistema de defensa antiaérea, que tantos millones de rublos había costado.

Cuando a Petrov le preguntaron tiempo después por qué no había avisado, o por qué no había iniciado el protocolo de respuesta,su respuesta fué tan simple como llena de sentido común:

"Nadie comienza una guerra nuclear con tan sólo 5 misiles".

En fin, perdón por el tostón pero me parece una historia de lo más curiosa.

El documental no lo he encontrado para descarga, pero aquí tenéis una preview (en inglés), a mi me ha encantado.

http://www.logtv.com/films/redbutton/video.htm

Saludos.

Visto: 1841 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Ojo al dato Mas comunismo Esos simbolos Comunistas en Delhi Festejando el amarillo Esta frase me gusta.
 #1 Avatar de jesus   jesus   04/06/2010 a las 15:03 Valoración: 2
Bueno, la historia mola. Pensa que iba a haber misiles reales de por medio, perop aún así mola xD


Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC