Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de jesus   jesus   11/10/2013 a las 07:52
Correr por la mañana
Foto: Correr por la mañana

Esta mañana me he despertado de golpe y porrazo, sin remisión ni remedio posible, y he mirado el reloj: las 7:15 AM. Creo que merece la pena mencionar que tengo que estar en la oficina a las 9:30, y que he logrado optimizar mis tareas matinales hasta el punto de que si me levanto a las 8:30 todavía llego a tiempo al trabajo... ¡y duchado! (nota: optimizar significa desayunar poco y mal y llevar la moto como si fuera el fin del mundo).

Así que tras mirar el reloj, y con la certidumbre de que no iba a volver a pegar ojo, en vez de conectarme a Internet como un poseso y perder el tiempo, he decidido hacer lo que llevaba tiempo pensando: calzarme las zapatillas e ir a correr al parque.

No sé el resto de los mortales, pero cuando yo me levanto mis carnes y juntas no están bien sintonizadas, así que por miedo a que la cosa acabara mal o incluso peor, me he dado un par de paseos por el piso, he estirado un poquito, bebido agua y yogur, y... listo. Camiseta del Decathlon, zapatillas y pantalones Mizuno para qué os quiero. ¡A correr!

Alguno pensará que estando en Octubre, y siendo las 7:25 de la mañana, igual hacía fresquito y tal. Pues no. 26º centígrados y humedad propia de una cueva en la playa me han dado un par de bofetadas según he salido. También parecería razonable pensar que el parque estaría despejado. Pues tampoco, una miríada de saludables ancianitos, sí, de ésos que desbarajustan los cálculos de las pensiones, se hayaban ya paseando, haciendo ejercicios de estiramiento, y un par de ellos encaramados a un árbol. No, no puedo dar explicación a ello, pero había un par de abuelos, él y ella, subidos a un árbol descalzos y hablando con una señora que mantenía los dos pies en la tierra.

Correr por la mañana es revitalizante. En serio. Soy una persona demasiado vaga de natural, y ponerme pequeñas metas y tareas siempre me resulta positivo. Correr por la mañana, sudando la gota gorda, es una buena manera de empezar el día y verme mejor a mí mismo. Además, te despeja. Cuando salí de casa, mis primeras zancadas, los primeros cientos de metros los hice con la vista todavía borrosa. Cuando llegué a casa era el puto dios Thor. Versión morena y quizás algo raquítica, si bien tripona. Pero ya me entiendes...

En serio. Totalmente aconsejable. Por algún motivo la temperatura corporal me ha tardado en bajar, y quizás también por la humedad, he tardado en dejar de sudar... pero qué bien sienta correr.


Visto: 47 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Haciendo gimnasia Haciendo ejercicio... bailando La cirugia hace maravillas Comer en China Tod empezo por un maldito grano Bebe en lavadora Masaje Otra de encuentra a Wally Estilo Indio Alimenta a tu dios Nepalingrish

Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC