Inicio

Pensamientos

Ver entrada

Avatar de jesus   jesus   22/03/2014 a las 14:54
Decálogo del buen mochilero
Foto: Decálogo del buen mochilero

Hay muchas maneras de viajar, pero sólo una de hacerlo a lo grande... y con pocos recursos: a lo mochilero.

Sí, no todo el mundo vale para irse de mochilero, pero quien lo hace lo disfruta y recibe con creces satisfacciones a cambio de los sufrimientos que ello implica. Yo diría que el mochilero es el auténtico viajero moderno. Los demás, se quedan en meros turistas.

¿Qué hace falta para ser un auténtico mochilero? Es bien sencillo: vivir el viaje, y viajar no por el destino sino por el mero hecho de viajar. ¡Y hacerlo como los tipos duros!

Decálogo del buen mochilero:

  1. Llevarás un macuto, o varias, con el que cargarás no sólo con ropa y cámaras de fotos, sino con comida y el polvo del camino. Puede ser que alguna vez tu macuto fuera nuevo, pero a día de hoy no lo parece, porque lo cubre una capa de polvo y mierda original de varios continentes a la vez
  2. Sacrificarás los placeres materiales del turista, que cuestan dinero, y a cambio viajarás mucho más tiempo por el mismo o menos dinero. Atesorarás así experiencias innolvidables y genuínas, que los turistas nunca experimentarán
  3. Los libros de viajes están bien como referencia, pero indagarás en las calles, en los cafés, en los restaurantes; preguntarás por sitios, precios, y consejos a los naturales de la zona y a otos viajeros experimentados, y encontrarás los mejores y más auténticos rincones
  4. Comerás y beberás en puestos tradicionales, la comida y la bebida que los lugareños tomen. Si tienes que elegir entre un sitio de lujo, uno económico, y uno que parece un tugurio chungo, elegirás el último, y así ahorrarás unos dineros que te vendrán bien para la diarrea que te va a entrar sí o sí antes o después en un viaje largo. Además, un verdadero mochilero siempre come en el sitio más auténtico, y no en el más bonito para turistas, y por ende el peor en relación calidad precio
  5. Te moverás por tierra, mar y aire, pero priorizando los transportes populares como el autobús y el tren. Los taxis son para yupis. Si puedes ir andando, irás andando. Si tienes que ir en una furgoneta de transporte, lo harás. Ahorrarás y conocerás el país real, con la gente real y en su día a día. Tus zapatillas o chanclas o botas morirán en el camino. Viajarás de noche en autobós o tren y así te ahorrarás una noche de hostal. Si tienes que pagar por pasar la noche en algún lado, que normalmente sea en un sitio humilde; aprenderás a ser feliz durmiendo entre mugre. De verdad
  6. No irás repartiendo dinero a diestro y siniestro, no aceptarás chantajes y precios "especiales" para turistas ricos, no convertirás gente humilde en mendigos y chantajistas profesionales. Visitar su país y comer, usar su transporte, sus hospedajes, y en fin, viajar en su país, ya les beneficia. Hay regiones enteras de muchos países que antes eran increíbles zonas vírgenes con gente agradable... que ahora se han plagado de niños robando, pidiendo dinero que no necesitaban antes, y tirando piedras a los turistas que no les dan dinero. Sé consciente del impacto de querer verte super bueno y super caritativo para limpiar tu conciencia por un minuto
  7. Serás generoso, con los demás viajeros y con los lugareños. Compartirás y encontrarás momentos especiales, y crearás una buena impresión. Esto no quiere decir que vayas regalando dinero porque sí a diestro y siniestro
  8. Respetarás las costumbres locales, las diferencias culturales y religiosas, así como sus creencias, pero no te creerás parte de la misma. Sabrás mirar las cosas con distancia, aprendiendo lo bueno que encuentres sin idealizarlo, y sabiendo relativizarlo. Mostrarás tu respeto con sus formas en la medida de lo razonable, sin llegar a convertir su cultura en una parodia o en un suvenir. He visto gente vistiendo más indio que los propios indios, más marroquí que los propios marroquíes. Tiene que haber muchos indios y marroquíes partiéndose el culo en alguna parte, pero también los habrá que miren todo esto con escepticismo y con cierta sensación molesta. Aprende de tus viajes, pero evita el histrionismo. Mira, mézclate, pero sé quién eres. No te creas tampoco todo lo que ves ni lo que te dicen, y por supuesto, no todo lo que reluce es oro
  9. No comprarás compulsivamente. Posiblemente ni necesites tanta mierda encima. Además, todo lo que haces tiene un impacto en donde lo haces. Hay maderas que se están acabando tan sólo para que pijos jipis tengan recuerdos super especiales de sus viajes exóticos. Ya hay mucha basura en el mundo, gracias
  10. Ábrete pero sé desconfiado. Pierde el miedo pero sé precavido. Arriésgate pero conoce tu límite. Me sorprende a veces cómo la gente puede caer en ciertos timos que implican amistades súbitas pero profundas con perfectos desconocidos, que luegos les dan el palo, les roban o hasta los violan. Hay que plantearse por qué un tipo que no conoces de nada te para por la calle y se te pone a hablar como si quisiera ser tu amigo, sin motivo aparente. Si eso te ocurre en tu país, seguro que no te dan el palo. También vivimos con muchos miedos y no nos atrevemos a hacer cosas que bien pensado no implican ningún riesgo, y nos perdemos experiencias de pura vida. Atrévete a probar cosas nuevas, a mejorar, a hacer algo loco, pero sabiendo que todo tiene un límite. Aprende a ser racional y a disfrutar de lo irracional.

Visto: 130 veces   Compartir en Menéame Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Delicious

Imágenes relacionadas:

Camara Estatuas del Templo de Bambu Estatuas del Templo de Bambu Templo del Buda reclinado Fachada del palacio real de Mysore De camino al templo del Loto Pequeña foto del skyline de Hong Kong Torre del templo Sri Subramanya Swamy Haciendo autoestop UFO: restaurante estreambótico en lo alto de un puente eslovaco Bratislava

Aviso Legal Contacto Mapa del sitio Colabora Buscador Acerca de esta web Acerca del autor
DeSastreCajón, corriendo sobre jMVC